«Están paralizados, van a cuenta gotas»

María José González

La sensación que transmiten es unánime: frustración. Una enorme frustración. Aquella alegría que supuso para todos ellos saberse beneficiarios del bono joven del alquiler ha transitado lentamente hacia el enfado y el desconcierto.

Cuatro parejas y una joven que comparte piso de alquiler con su hermana y su madre se han puesto en contacto con e

logo-correo-on2.svg

Este contenido es exclusivo para suscriptores

«Están paralizados, van a cuenta gotas»

Enlace de origen : «Están paralizados, van a cuenta gotas»

Scroll hacia arriba