Un hotel veta la entrada a los influencers

En pleno marco de Fitur, compañías hoteleras, agencias de viajes y oficinas de turismo teorizaban en pequeños foros sobre la utilidad de los influencers hoteles y de viajes. El mundo ha cambiado y los influencers han cobrado un protagonismo difícil de calibrar. Hay que estudiar el abanico de posibilidades que abren a la difusión y promoción turística, pero no todos ni a cualquier precio. Los profesionales del sector buscan nuevos formatos para dar a conocer sus productos, servicios o destinos, pero no todo vale.

Recientemente ha sido noticia en varios periódicos a nivel mundial la decisión del hotel The White Moose Café, en Dublín, de vetar a cualquier tipo de influencer de hoteles, prohibiéndoles la entrada a cualquiera de sus instalaciones. El detonante de esta drástica medida ha sido el correo electrónico recibido por una influencer que quiso aprovechar su tirón en las redes sociales para pernoctar gratis con su novio en este bonito establecimiento de la capital irlandesa.

La influencer en cuestión es la youtuber Elle Durby. La joven de 22 años había pedido por correo electrónico una estancia por San Valentín de cinco días (y sus respectivas noches) con su pareja a cambio de publicidad en sus cuentas de Instagram, Youtube, etc…

El community manager del hotel difundió la respuesta a la petición de la joven junto a una imagen del mail recibido de la youtuber, pero con la identidad tachada.

La historia no tiene desperdicio:

Petición de la youtuber: “Les escribo en busca de una posible colaboración en redes sociales. Trabajo como influencer en redes sociales, principalmente en temas como estilo de vida, belleza y viajes. Tengo alrededor de 87.000 suscriptores en Youtube y unos 76.000 seguidores en Instagram. Mi pareja y yo estamos planeando ir a Dublín para pasar el fin de semana de San Valentín, del 8 al 12 de febrero, y conocer la zona. Al buscar lugares para hospedarme, encontré su impresionante hotel y me encantaría enseñarlo en mis vídeos de YouTube y en mis historias y publicaciones de Instagram para llevar clientes a su hotel y recomendarles a otras personas que hagan reservas en su establecimiento. A cambio del alojamiento gratuito. El año pasado trabajé con el hotel Universal Orlando en Florida y fue genial para ellos”.

Respuesta del hotel: “Querida influencer. Gracias por tu correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de publicidad. Se necesitan pelotas para enviar un correo electrónico así…

Si te dejo dormir aquí a cambio de salir en un vídeo, ¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? ¿A los que te sirven el desayuno? ¿La recepcionista que te registra? ¿Quién va a pagar por la luz y el calor que usas durante tu estancia? ¿Tal vez debería decirle a mi personal que aparecerán en tu vídeo en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás alojada? … Mis mejores deseos. P. D. La respuesta es no”.

El community manager del hotel aprovecha para explicarle que por suerte ellos cuentan con muchos followers y que no les hace falta la publicidad de la joven.

Tras el ‘hachazo’, la influencer subió un vídeo a su cuenta de Youtube en el que, sollozando, cuenta por qué se siente tan humillada por el rotundo NO recibido por parte del hotel.

Para añadir más leña al fuego, el responsable del hotel señala que con el vídeo de la youtuber es ella misma la que se identifica, pues ellos mantuvieron su anonimato en todo momento.

Tal y como relata el Huffinton Post, “con las lágrimas de la joven llegaron las críticas al hotel de los seguidores de la youtuber a través de las redes sociales. Y tras las críticas, el veto del hotel”. El responsable de la cuenta de Facebook lo justifica así: “Quizás si tuviese un trabajo de verdad, podría pagar por bienes y servicios como todo el mundo”, concluye.​​

 

Algo parecido ocurrió con el dueño de un restaurante que no cedió ante las presiones ‘foodies’. Os dejamos con la noticia:

Noticias relacionadas: Más madera para influencers: Instagram añade videollamadas

Redacción Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *